Las habilidades de comunicación del jefe de proyecto

Sin duda, entre las cualidades que buscamos en los jefes de proyecto están sus habilidades de comunicación. Sin embargo, no siempre es tenido en cuenta a la hora de seleccionar al candidato ideal para ocupar este puesto ni se le presta la suficiente atención en los programas de formación específicos en gestión de proyectos. Consecuentemente, hay veces en las que nos encontramos con jefes de proyecto con excelentes habilidades técnicas y de gestión pero que en realidad son “malos” comunicadores.

¿Por qué es importante?

En primer lugar, porque, como ya hemos comentado, un buen líder debe ser un gran comunicador para poder motivar y dirigir a su equipo hacia los objetivos comunes. Por otro lado, más allá del equipo, hay que considerar al resto de stakeholders. Cada uno de ellos tiene perfiles e intereses distintos lo que requiere por parte del jefe de proyecto de una gran habilidad para adaptar el mensaje dirigido a cada grupo.

 

Principios de la comunicación

Una buena comunicación debe estar basada en precisión, claridad, transparencia e interacción.

La precisión tiene que ver con el detalle y el alcance de la información transmitida. El jefe de proyecto debe ser capaz de notificar, dentro y fuera del equipo, la información necesaria para cada uno. En ocasiones, una información con excesivos detalles desvía la atención del mensaje principal y puede generar confusión en el interlocutor. De este modo, la comunicación con el equipo debe centrarse en los objetivos marcados y el plan a seguir para alcanzarlos. Mientras que, por ejemplo, la información con el cliente se centrará en los requerimientos del proyecto y la evolución del mismo.

Para conseguir claridad en la información, el lenguaje utilizado juega un papel fundamental y el jefe de proyecto debe manejar todas las variantes necesarias a la perfección. Generalmente, dentro del equipo de trabajo será habitual el uso de un lenguaje más técnico y específico, aunque también con un estilo más informal, que si se dirige a un directivo de la compañía o al cliente que ha encargado el proyecto.

La transparencia tiene un impacto directo en la credibilidad del jefe de proyecto frente a los demás. Un jefe de proyecto debe destacar por su honestidad, siendo capaz de presentar los problemas que surjan. Además, la información debe sercontinua.

El último punto, aunque no menos importante es la interacción, en el sentido de que la comunicación no puede ser unidireccional. En cualquier caso, con cualquier tipo de interlocutor, el jefe de proyecto debe ser dialogante, saber preguntar y escuchar, para obtener la información que precise para la toma de decisiones dentro de su función.

Tal y como podemos ver, los sistemas de información deben facilitar la comunicación continua con todas las partes implicadas en el proyecto. Para ello, Doolphy, como gestor de proyectos online, te ayuda a centralizar toda la información del proyecto y ajustar su acceso a cada tipo de usuario.

¿Crees que se les da la suficiente importancia a las habilidades de comunicación en la gestión de proyectos? ¿Consideras que los jefes de proyecto que conoces son buenos comunicadores? Esperamos tus comentarios.

 

Up With Your Projects!