6 Claves del Fracaso de tus Proyectos

¡Hola!

Escribo por primera vez en el Blog de Doolphy hablando acerca de los factores más importantes que pueden guiarnos hacia el éxito en la  gestión de proyectos.  En esta ocasión, hemos querido variar ligeramente el enfoque y analizar los errores más habituales que impiden que los proyectos lleguen a buen término y que no se ajusten a lo esperado en términos de resultado, plazo o rentabilidad.

¿Cuáles son los fallos más comunes que debes evitar si quieres tus proyectos alcancen los resultados esperados?

Project Management Success1. No definir claramente los objetivos del proyecto

Una de las principales causas del fracaso de los proyectos es la falta de objetivos claros, medibles y alcanzables. Es necesario saber qué se quiere conseguir para poder dirigir convenientemente los esfuerzos de todas las partes implicadas.  Además, es fundamental en este proceso la gestión de las expectativas del cliente, ya sea interno o experto, para asegurarse de que los objetivos fijados están alineados con lo que realmente espera obtener y garantizar así su satisfacción con el resultado del proyecto.

2. No utilizar la metodología adecuada para organizar tu proyecto

Cada tipo de proyecto (en función del sector, tamaño, tipo de cliente, etc.) requiere una organización diferente que viene ligada a una metodología de gestión de proyectos concreta que determinará la forma de trabajar, los roles y responsabilidades en la organización, el sistema de seguimiento, etc. No elegir una metodología y esperar que la organización aparezca de forma espontánea, es un error.

3. Planificar de forma errónea las fases, tareas y recursos necesarios para la ejecución del proyecto

En esta planificación es imprescindible ser realista y, para ello, la experiencia acumulada juega un papel fundamental para evitar subestimar las necesidades de recursos o los plazos necesarios para la ejecución de cada una de las tareas. Además, deben definirse hitos que sirvan como referencia de la evolución del proyecto y faciliten su posterior seguimiento. Todo ello, sin perder la visión global del proyecto. Una planificación adecuada permite a los miembros del equipo conocer con anticipación los próximos pasos a seguir para evitar retrasos y tiempos muertos.

4. Entender el proyecto como algo estático y aislado

Si el proyecto no se maneja durante su ejecución como un elemento dinámico que debe asumir y gestionar los cambios internos o externos que aparezcan, será imposible reaccionar a tiempo y alcanzar los objetivos previstos.

5. Esperar al final del proyecto para analizar sus resultados

Hay que analizar periódicamente el grado de avance, los resultados parciales, los hitos alcanzados y el cumplimiento de la planificación prevista con herramientas de análisis adecuadas que nos den la información necesaria en tiempo real para la valoración del proyecto y la toma de las decisiones necesarias. Así, podremos identificar y corregir posibles errores.

6. Conceder al equipo un papel secundario en el proyecto

En ocasiones, se tiende a considerar que el proyecto en sí mismo, la metodología utilizada y la planificación son elementos suficientes para asegurar el éxito de un proyecto, independientemente de las personas que lo ejecuten. Pues bien, si los miembros del equipo no tienen la cualificación necesaria para las tareas encomendadas,  no se sienten parte fundamental del proyecto y no están alineados y comprometidos con un mismo objetivo, o no se gestionan adecuadamente los posibles conflictos que puedan surgir en las relaciones personales, el fracaso del proyecto está garantizado.

En el futuro iremos profundizando en cada una de estas áreas para intentar ayudarte a conseguir que tus proyectos sean todo un éxito.

Desde tu experiencia en gestión de proyectos, ¿cuáles son los principales problemas que hay que evitar durante el desarrollo de un proyecto?

 

Up With Your Projects!